Thursday 8 December 2022  

byarshumana.com ®   

      felix martin

Portada
Galeria
Blog
Contactar


Visitas
Powered by Arshumana® 

Visitas Visitas 

Mi vida sin mi
10 March 2004

En el verano del 2003, en las playas de C?diz recog? varios apuntes de modelo de personajes an?nimos que disfrutaban de sus vacaciones veraniegas. Buscaba en esos apuntes figuras humanas que describieran soledad, aquellas disfrutaban de su propio tiempo.

El desarrollo de los bocetos me hizo pensar en diferentes motivos por los que una persona pudiera desear la complicidad de su propia soledad. De todas ellas, la que m?s me provoc? fue una historia dram?tica en la que el personaje supiera que por enfermedad, su vida no llegar?a m?s all? de unos meses.

Ya ha sido utilizado y descrito en varias novelas e incluso llevadas al cine como ?Y tu mama tambi?n? y ?Mi vida sin m?? de Isabel Coixet que da nombre a la obra.

En el tr?ptico se muestran tres estados; la propia enfermedad, la soledad y la resignaci?n:

- La parte 1 del tr?ptico describe la soledad. Nadie sabe que se muere, ella decide no dec?rselo a nadie y no compartir su soledad.
- La parte 2 del tr?ptico describe la enfermedad. Abandonada en aparente muestra y sentimiento de dolor, pidiendo ayuda a cualquiera que le pueda dar esperanza.
- La parte 3 del tr?ptico describe la resignaci?n. Sabe que su vida acaba y debe dejar todo preparado para ese momento.

Estos estados emocionales necesitaban ser enmarcados dentro de un escenario adecuado de provocaci?n que demostrara vida y fuerza, cosas que la protagonista pierde lentamente.
Durante esta misma visita a C?diz y visitando patios y cocheras de algunas casas en Con?l, descubr? la decoraci?n de muchos de ellos con fabulosas plantas tropicales que enseguida sab?a que entrar?an a formar parte de la composici?n. El fondo estar?a formado por este tipo de plantas que simbolizan metaf?ricamente la vida como testigos y espectadoras de la situaci?n. La protagonista enfrentada a la vegetaci?n evocando la vida y disfrutando de lo que hasta entonces le parec?a cotidiano y sobre lo que nunca se hab?a realizado preguntas.

La fuerza representada a trav?s de im?genes sobrias con zonas explicitas de detalle donde resaltar?n manos y pies, a trav?s de colores complementarios en verdes y ocres, jugando con la luz para hacer llegar al espectador los cuerpos sobre un densa y tenebrosa selva de fondo.

felixxi, 14 marzo 2004


Por Felix Martin